Un instantes del proceso de elaboración de la cerveza.

Trato desigual entre las cerveceras y las microcervecerías

COMPÁRTELO
FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

Parece ser que las reglas del juego entre las grandes cerveceras y las microcervecerías no son las mismas, o quizás sí pero en perjuicio de las pequeñas empresas. Nos explicamos. Resulta que España aplica para todos el mismo rasero respecto al Impuesto Especial sobre la Cerveza, sin diferencias entre pequeñas y grandes empresas. Por el momento, no hay reducción de Impuestos Especiales, tal y como denuncian desde la Asociación Española de Cerveceros Artesanos Independientes (AECAI) en un recién artículo sobre los impuestos a los que tienen que hacer frente.

El principal problema radica en la no aplicación de la directiva europea 92/83/EEC que, según señalan desde AECAI, a las cervecerías independientes que produzcan menos de 200.000 hl al año les permitiría una reducción fiscal de hasta un 50%. De hecho, resulta llamativo que a pesar de que España es uno de los países donde la cerveza es una de las bebidas con mayor arraigo, sea uno de los pocos que no apliquen dicha normativa europea. Actualmente en Europa ya la lleva a cabo 23 de los 28 miembros de la UE, todos menos España, Italia, Lituania, Malta y Suecia.


Gráfico de AECAI sobre la reducción de impuestos en la UE.

De llevar a cabo esta reducción impositiva, aseguran desde la Asociación que el impacto en la recaudación sería prácticamente inapreciable, mientras que para el pequeño artesano podría suponer un ahorro al año de 3.000 euros. Según sus cifras, de los 345 millones de euros que se recaudan, las microcervecerías “no producen ni el 1% de la cerveza nacional”, lo implicaría una reducción “de solamente 1,5 millones de euros, que repartidos entre los cerca de 500 microcerveceros
 supondrían una media de 3.000 euros de ahorro fiscal por artesano “.

En definitiva, se busca que la aventura de levantar el negocio de las microcervecerías no se vea truncada por las cargas impositivas, especialmente en un mercado en el que en ocasiones es mucho más difícil competir, ya que el acceso a los mercados, los precios y márgenes que pueden manejar las grandes y las pequeñas cervezas no son, ni de lejos, los mismos.

Deja una respuesta